mirilloEl Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de Lomas de Zamora comenzó a juzgar este lunes a dos jóvenes detenidos por una serie de hechos que los involucra en ocasión de robo, además del asesinato de Fernando Mirillo, de 28 años, ocurrido en julio de 2014 en Avellaneda. Los acusados, Gastón José Machuca (22) y Facundo Ríos (21), llegan imputados como coautores de la muerte de Mirillo en ocasión de robo y con abuso de arma de fuego, y al segundo de ellos se le imputan al menos cinco hechos más. 

 

Mirillo murió el 25 de julio de 2014, en horas de la noche, cuando arribaba a la casa de su hermana, ubicada en Pirán al 200, en Sarandí. Allí, fue interceptado por cuatro personas en dos motos, quienes quisieron robarle la moto en la que se movilizaba. Según los testigos, Mirillo tuvo un forcejeo con uno de ellos, y recibió dos disparos en el tórax, que acabaron con su vida prácticamente en el momento. 

Su hermana, Marcela, fue testigo en la primera jornada del juicio, y relató los hechos que pudo observar desde el interior de su casa aquella noche. "Escuché unos bocinazos y alguien que gritaba que llame a la policía" arrancó, y agregó: "no termino de marcar el 911 que escucho 'pará, loco' y dos disparos". Allí, Marcela se asomó por la ventana que daba a la calle y aseguró que vio una moto con dos ocupantes, y pudo vislumbrar la cara del acompañante, dato que le permitió reconocerlo posteriormente en la rueda de reconocimiento. "Salgo a la calle y me encuentro con mis vecinos, que vienen corriendo, y veo a mi hermano tirado" relató visiblemente emocionada. 

En la misma línea, agregó que junto con otro de sus hermanos que estaba arribando a la casa, lo trasladaron al hospital, donde finalmente falleció. 

"La moto quedó tirada al lado del cuerpo de mi hermano" concluyó en relación al momento de los hechos, por lo que el robo no pudo ser concretado por los acusados. En medio del testimonio, la testigo reconoció a Ríos en la sala, y lo indicó como la persona que había podido vislumbrar aquel día.

"Los vecinos vieron llegar a mi hermano, y tocar bocina, y vieron dos motos, una que estaba cerca de la casa de mi vecina, por eso yo no la veía" refirió. Antes de finalizar, sumó que junto con su familia se encargaron de recolectar las imágenes de las cámaras de seguridad del barrio y de hablar con los vecinos para saber si habían podido ver algo. "Quedamos destruidos todos en mi familia" cerró.

En este hecho, según indicó la fiscal de la causa Marcela Dimundo, Machuca y Ríos participaron como coautores del hecho, y que con el objetivo de dar muerte a la víctima, efectuaron disparos que impactaron en Fernando. Por dicho hecho, ambos son imputados por robo agravado por el uso de arma de fuego y homicidio criminis causa, es decir, para ocultar otro delito. 

Por su parte, Ríos además será juzgado el resto de la semana por al menos cinco hechos más de robo, en distintas ocasiones pero en las inmediaciones del lugar donde ocurrió la muerte de Fernando. Otro de los testigos que se presentó a la audiencia, y víctima de robo de Ríos, indicó que a mediados de junio de 2014 fue interceptado por dos motos con tres personas, que le solicitaron que se baje de la suya y la entregara, siempre apuntando con un arma de fuego. Aquella persona que se bajó de la moto para subir a la del testigo fue Ríos, según indicó la víctima en la sala y anteriormente en rueda de reconocimiento. 

   
   
   
   
banner nuevo Encuentro
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano