Anahi Benitez FotoMientras el profesor detenido por el femicidio de Anahí Benítez declaró durante más de dos horas este lunes por la noche y se espera que en la mañana del martes quede en libertad, los investigadores del caso confían en las pruebas reunidas contra el segundo sospechoso, apresado en una casilla ubicada en junto a la estación de Santa Catalina, en Lomas de Zamora. Cabellos, manchas de sangre y ropa femenina fueron encontrados en la casa de Marcos Esteban Bazán, el detenido de 34 años, quien declarará este martes.

 

Este lunes, los perros sabuesos no ubicaron al profesor de Matemáticas Leonardo Agostino – detenido por el femicidio de Anahí – ni en el lugar en donde fue hallado el cuerpo ni en la casa del nuevo detenido. Con esto, los investigadores certificaron que no hay pruebas suficientes para mantenerlo detenido.

No obstante, la fiscal Verónica Pérez decidió tomarle declaración este lunes por la noche.  Según trascendió, el acusado negó todas las imputaciones y desestimó los pocos elementos que hay en su contra. Por esto, las fuentes consultadas por Diarioconurbano.com dieron por seguro que este martes será liberado.

Así, el foco de la investigación por el femicidio de la adolescente estará  puesto en Marcos Bazán. Según la fiscal, la casa de este imputado  está “descripta” en los “cuadernos” que la víctima utilizaba como diario íntimo.

Según la instructora judicial, Bazán fue aprehendido anoche luego de que un perro rastreador “fue del lugar donde estaba el cuerpo hasta la casa de este hombre y marcó un vivero donde hay una plantación de marihuana”.

La fiscal Pérez detalló que en casa del sospechoso se secuestraron “pelos, manchas hemáticas y ropa de mujer” que serán sometidos a distintos peritajes para determinar si pertenecen a Anahí.

Las fuentes policiales indicaron que en la vivienda también se encontró dentro de una olla el mismo alimento (arroz con vegetales) que había sido encontrado dentro del estómago de la adolescente durante la autopsia.

Los mismos voceros explicaron que este hombre tiene antecedentes por infracción a la Ley de Drogas en 2003 y 2013, ambos casos registrados en la ciudad bonaerense de Bahía Blanca.

Por su parte, el abogado Lucio de la Rosa, defensor de Bazán, dijo esta tarde a la prensa que confía “cien por ciento” en la inocencia de su representado y que éste le dijo que “va a declarar y responder todas las preguntas” de las fiscales de la causa cuando este martes a las 10.30 sea sometido a indagatoria.

 “Todo lo que tenemos ahora son meros indicios”, afirmó el letrado y relativizó el hallazgo de manchas hemáticas y la ropa femenina ya que para él las primeras no necesariamente son rastros de sangre de la víctima y lo segundo puede pertenecer a la novia de su defendido.

De la Rosa también precisó que en la entrevista que tuvo con Bazán, éste le dijo que “no la conoce (a Anahí) de ninguna manera” ni tuvo “contacto con la víctima”, aunque sí reconoció que la madre de su defendido conoce a la de Anahí ya que ambas mujeres trabajaban en el Hospital Gandulfo de Lomas de Zamora.

De hecho, Alejandra, una vecina de Bazán, contó esta tarde a la prensa que éste también trabaja en ese centro asistencial como “empleado de seguridad”.

Esta mujer describió a su vecino como una persona “tranquila” y “servicial”, por lo que le “cuesta creer” que esté involucrado en el crimen: “Nos tendríamos que haber dado cuenta si la criatura estuvo ahí. Es todo muy confuso”.

El 29 de julio último, Anahí salió de su casa de la localidad bonaerense de Parque Barón, en Lomas de Zamora, a caminar unas cuadras hacia el Parque Municipal Eva Perón y al no regresar su familia denunció su desaparición y comenzó su búsqueda.

El viernes al mediodía, el cadáver de la adolescente fue encontrado desnudo, con lesiones cortantes y contusas en el rostro y la cabeza, enterrado en la Reserva Natural Santa Catalina, un predio de 730 hectáreas ubicada en dicha localidad y que la Policía rastrillaba con perros adiestrados, ya que esa zona fue donde se activó la antena de su celular el día que fue vista con vida por última vez.

La fiscal Pérez ratificó que la chica murió por sofocamiento a raíz de una gran congestión pulmonar y que “no surgió ningún signo de defensa" de parte de la víctima, “ni sufrió abuso” sexual.

   
   
   
   
banner nuevo Encuentro
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano