Scalera BullrichLa ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, aseguró que Enrique Antequera, el hombre detenido acusado de liderar una asociación ilícita que extorsionaba a puesteros del complejo Urkupiña en la feria La Salada, contaba con el apoyo de barrabravas de Boca Juniors para llevar a cabo la coacción contra sus víctimas y tenía como custodio a un ex policía vinculado al atentado a la AMIA.


Durante una conferencia de prensa que llevó a cabo en la sede del ministerio de Seguridad en el barrio de Recoleta, la ministro calificó el operativo como "histórico" y resaltó el trabajo en conjunto realizados por fuerzas federales y de las policías de la Ciudad y de la provincia de Buenos Aires.
"Esto es histórico y se logró el desbaratamiento de una asociación ilícita que trabajaba subsumiendo a mucha gente y a muchas voluntades", señaló Bullrich en el encuentro, en el que estuvo acompañada por el fiscal de la causa, Sebastián Scalera; el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo; y su par porteño, Martín Ocampo.
Durante los 14 operativos realizados desde ayer a la noche, denominados "Salada 2", fueron detenidas dentro del predio "tres personas que manejaban en conjunto los negocios ilícitos que se cometían en la segunda gran parte de La Salada que había quedado en investigación, luego de que se detuvo a Jorge Castillo", explicó Bullrich.
La ministra detalló que los principales detenidos son Enrique Antequera, quien fue apresado dentro del predio junto a Roberto Ríos, "un socio comercial que también tenía una dedicación política en la zona de Lomas de Zamora".
Otro de los administradores del predio que también fue apresado es un hombre que fue identificado por la Policía bonaerense como Edwin Saravia Rodríguez.
Al respecto, Ritondo agregó que "Castillo y Antequera ejercían de la misma forma el poder en el lugar cerrado que tenían y hacia afuera, apropiándose de mercadería y cobrando cánones".
Además, Bullrich comentó sobre la captura de tres integrantes de la barra brava de Boca Juniors, cuyas detenciones como partícipes de la asociación ilícita de la feria ocurrieron durante las primeras horas de hoy, uno de ellos un ex policía llamado Diego Barreda, quien estuvo preso por la supuesta vinculación con el atentado a la mutual judía AMIA en 1994.
Respecto de Barreda, la ministro lo calificó como "una persona tristemente conocida" y era "jefe del control externo" en la feria de Urkupíña. "Era el encargado de vigilar a Antequera", dijo.
Los otros dos barras apresados fueron identificados como Santiago Vélez Robles y Marcelo Aravena, uno de los jefes de La Doce que estuvo preso por los homicidios de dos hinchas de River en 1994.
Sobre el funcionamiento de la asociación, Bullrich dijo que "había un modus operandi bastante similar" al que llevaba adelante Castillo en el complejo Punta Mogotes, "con aprietes, extorsiones y cobros a todas las personas que trabajaban en esta feria".
La funcionaria también destacó la coordinación de Gendarmería Nacional y las Policías porteña y bonaerense en el desarrollo del procedimiento: "Nunca se había logrado un trabajo tan mancomunado de fuerzas trabajando en paralelo", dijo, y concluyó: "Para nosotros es muy importante haber trabajado en equipo, para seguir avanzando sobre mafias que toman el espacio público y que se adueñan de la vida de la gente".
En tanto, Ritondo mencionó que "esto tiene como objetivo central defender el derecho al trabajo", para que "nadie sea ni coimeado por trabajar, ni que le cobren lo que no le tienen que cobrar, ni que haya mujeres golpeadas" como "parte del elemento de todos los días, a la vista de todo el mundo".

   
   
   
   
banner nuevo Encuentro
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano