Liwiski Emiliano Olimpiadas MatematicasEs estudiante de la Escuela Secundaria 14 “Tomás Espora” de Temperley y parte del seleccionado argentino que se consagró como el mejor equipo de la región en la Olimpíada Internacional de Matemática que se celebró hace pocos días en Brasil. En diálogo con DiarioConurbano.com, el joven de 16 años contó cómo vivió el certamen, en que consistió su preparación para la competencia y cuál será el camino que eligió para su futuro. Desde los 11 años comenzó a participar en las distintas categorías de olimpiadas de Matemática luego de una propuesta de su madre y tras ese puntapié inicial, todo fue crecimiento para el adolescente hasta llegar a la Mención de Honor que obtuvo en la Olimpíada Internacional de Matemática junto al seleccionado nacional, muy cerca del puntaje necesario para hacerse con una medalla de bronce.

“En el colegio nunca se llevó ninguna materia, le encanta la matemática desde chico y desde aquel entonces demostró gran facilidad para la resolución de ejercicios”, comentó su mamá, Ana; quien fue profesora de matemáticas en la institución y alumna de la misma al igual que el padre de Emiliano. Además, ambos se conocieron en ese lugar mientras cursaban sus estudios secundarios, certificando la estrecha relación entre el establecimiento y su historia personal.

Para lograr una performance como la que tuvo y que ayudó al combinado nacional a posicionarse como el mejor de Iberoamérica, entrenó en la UBA un mes todos los días desde las 9 hasta las 18 junto al resto de sus compañeros en una rutina que seguirá por otro lapso.

Es que tras su regreso de Rio tiene otro entrenamiento de dos semanas en la Universidad, ya que viaja a Ecuador por una semana representando otra vez al país en la Olimpiada del Cono Sur. Tras eso, será el turno de la competencia provincial que se realizará en Mar del Plata desde el 23 al 25 de agosto próximo.

Durante esa preparación, dos coordinadoras les brindan a él y al resto del equipo, los seis titulares y los cuatro suplentes, cuatro problemas que cada uno resuelve por separado y charlan con otros jóvenes que participaron en ediciones anteriores que les cuentan sus experiencias y les brindan conocimientos teóricos.

“Paramos una hora para comer, pero el resto del tiempo estamos preparado la prueba que vamos a rendir con problemas de pruebas anteriores para ya entrar en el tema”, explicó el merecedor de un diploma sobre el arduo entrenamiento que realizan.  

Si bien tuvo una preparación de elite la misma trastocó su vida académica, ya que hace un mes que no concurre al colegio y no lo hará por otros 60 días. Pese a esto, sus profesores le prepararon un plan de estudios a su medida para que continúe a la distancia, reafirmando la estrecha relación entre el “Tomás Espora” y él. “Me están apoyando todos, está muy bueno eso por parte del colegio”, valoró Emiliano.

A la hora de la competencia, específicamente en la OIM de Río de Janeiro, Emiliano explicó que les dieron seis problemas, tres en cada día, y con dificultad ascendente con un límite de cuatro horas y media de tiempo límite para resolverlos, donde el último es “imposible”, según el joven y que muy pocos encontraron la solución. “Los problemas tres y seis los hicieron muy pocos, de 623 al tercero lo resolvieron solo tres”, puntualizó sobre la dificultad a la que se enfrentó el equipo.

Liwiski Emiliano Seleccion Olimpiadas Matematicas1“Antes de hacer las pruebas estamos súper concentrados, muy nerviosos. Psicológicamente te cansa bastante y cuando salimos jugamos un poco al Ping Pong o a la Play, porque allá en Brasil había un montón de cosas para hacer para distenderse un poco y al otro día volver a concentrarse”, contó sobre los momentos libres tras la competencia.

El palmarés que ostenta previo a la mención de honor última es sorprendente: en 2013 y 2014 superó instancias intercolegial, zonal y regional, para en 2015 ser Subcampeón bonaerense, medalla de Plata en la Olimpíada Iberoamericana de Mayo y obtener una Mención de Honor en el certamen Nacional.

Asimismo, en 2016 su camino continuó en ascenso con una Medalla de Bronce en la Olimpíada Iberoamericano de Mayo y pasó a integrar el equipo nacional en la XXVII Olimpíada Matemática del Cono Sur y la XXXI Olimpíada Iberoamericana de Matemática, lo que le valió sendas clasificaciones para dos selectivos internacionales por la performance del seleccionado en ambos certámenes.

A partir de su logro, el futuro de Emiliano estará íntimamente ligado con los números. “Seguramente siga algo relacionado con la matemática como alguna ingeniería, probablemente en sistemas; pero todavía no lo tengo definido” adelantó sobre la carrera universitaria que seguirá ante su facilidad con la materia.

   
   
   
   
banner nuevo Encuentro
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano